Cómo reflejar nuestra marca personal en el proceso de búsqueda de empleo

Cada vez el mercado laboral está más saturado y el ambiente entre los candidatos es más competitivo. Frente a este escenario, la marca personal se ha convertido en un elemento clave para destacar entre todos los candidatos y alcanzar el puesto porque las empresas de hoy día prefieren a candidatos con una propuesta de valor clara y bien definida que a candidatos generalistas.  ¿Y ésto cómo se consigue? Pues la clave está en la diferenciación.

Si quieres saber cómo transmitir tu marca personal y propuesta de valor para ser uno de los elegidos, ¡sigue leyendo!.

Marca Personal: para qué sirve

“Crear y desarrollar nuestra marca personal significa que somos capaces de comunicar las características y habilidades que nos hacen destacar y diferenciarnos de los demás”. Cuando hablamos de marca personal, hablamos directamente de personalidad y diferenciación. Hablamos de un estilo y atributos concretos, de una tipografía que te caracteriza, de un nombre, unos colores e incluso una especialización en la mente de otras personas al escuchar tu nombre, pero esto… ¿para qué sirve realmente?
Cómo reflejar nuestra marca-personal-en-el-proceso de búsqueda de empleo
Pues de los puntos más importantes para los que sirve la marca personal podemos destacar:
  • Diferenciarte
  • Aportar credibilidad
  • Especializarte en un ámbito
  • Visibilidad y reconocimiento
  • Encontrar trabajo
  • Ampliar la cartera de clientes
  • Conseguir nuevas colaboraciones con profesionales
Aunque todos ellos están alineados, si nos centramos en el ámbito laboral podemos decir que principalmente sirve para 2 cosas:

1. Conseguir nuevos clientes

Ya seas freelance, autónomo o empresario la marca personal será imprescindible para ampliar tu red de clientes e incrementar tus ventas. Piensa ya no sólo en diferenciación como persona; sino como empresa.

¿Acaso Coca-Cola no tiene un posicionamiento claro y bien diferenciado? Sí. Basado en la felicidad.

¿Acaso su logo y tipografía no son reconocidas a simple vista? Sí. Aún y cuando solo vemos la “C” ya podemos identificar la marca al completo.

Y es que en eso consiste el personal branding; en que alguien apenas escuchando tu nombre sea capaz de relacionarte con unas cualidades o atributos específicos que te hagan completamente diferente al resto.

2. Conseguir un empleo por cuenta ajena

El segundo punto clave de la marca personal relacionado con el mercado laboral es conseguir un trabajo; ya sea primer empleo o posteriores. Es decir, el objetivo aquí sería pasar todos los filtros de entrevistas y firmar el contrato. Hoy día hay muchos candidatos luchando por un mismo puesto y muchas veces olvidamos que para “ser el elegido” debemos de destacar por algo.

Ya no basta con que todos los candidatos que aspiran a un puesto de Auxiliar Administrativo sean responsables, trabajadores y comprometidos. En pleno siglo XXI con eso ya no es suficiente. En cambio, lo ideal sería presentarnos a la vacante como un “ Aux. Administrativo especializado en base de datos y tablas dinámicas para maximizar la eficiencia de los recursos”, por ejemplo.

¿Cuál sería la propuesta de valor de este candidato? El conocimiento especializado y la eficiencia.

¿Por qué deberíamos de elegirlo frente al candidato Auxiliar Administrativo responsable? Porque no solo nos está mostrando una diferencia frente al resto, sino que además, si lo contratamos a él sabemos que los recursos estarán optimizados gracias a su especialización.

Y aunque en ambos casos -tanto si es para captar clientes, como si es para buscar un empleo- la marca personal  juega un papel igual de importante, de aquí en adelante vamos a centrarnos en el segundo punto. Veamos cómo una persona que está buscando trabajo por cuenta ajena puede plasmar su marca personal en el proceso de búsqueda.

5 Pasos para reflejar nuestra marca en el proceso de búsqueda laboral

Como ya hemos mencionado, definir la marca personal es un punto clave para que tu búsqueda de empleo prospere lo máximo posible. Por tanto, vamos a ver los pasos más relevantes para plasmar nuestra marca personal durante todo el proceso de búsqueda de empleo, sin perder nuestra esencia y con la mayor naturalidad posible.

Pasos para plasmar tu marca personal en el proceso de búsqueda:

1. Estudia lo que te hace diferente: quién eres y qué sabes hacer

El primer paso y por muy obvio que parezca, es elegir cuáles serán los atributos y características que van a reflejar tu marca personal. En otras palabras, esto quiere decir que debes de sentarte y analizar “quién eres y qué sabes saber”.

Escoge tus puntos más fuertes para ello y céntrate en las cosas que de verdad se te dan bien. Tómate todo el tiempo que consideres para elegir estos puntos ya que deben de ser estáticos y duraderos en el tiempo.

2. Ten claro tu objetivo: define tu mensaje y propuesta de valor

Una vez tengas tu lista de cualidades y mejores atributos definidos, es hora de elegir los que formarán parte de tu propuesta valor.

Debes de seleccionar de tu lista aquellos que más te interesen en base a criterios como por ejemplo:

  • Número de ofertas o demanda de empleo disponibles
  • Nivel de competencia
  • Mayor beneficio
  • Mayor posibilidad de desarrollo y crecimiento

Estudia bien todas las variables y una vez hayas decidido cuál será tu propuesta plásmala sobre el papel. Ten en cuenta que escoger todos los puntos no es viable, por lo que céntrate en 2 o 3 de ellos e intenta que tu propuesta quede resumida en no más de 2 líneas.

Recuerda que no es necesario basarse sólo en los beneficios que puedas ofrecer, ya que la marca personal también puede desarrollarse en torno a valores. Ejemplos de estos valores para desarrollar tu propuesta de valor pueden ser: lealtad, compromiso, respeto, confidencialidad, etc.

3. Interioriza tu propuesta

Éste es uno de los puntos más importantes. Una vez definido tu mensaje debes interiorizarlo. Piensa que no es algo que has elegido al azar, sino que esas breves líneas resumen tu esencia. Debes de creértelo y estar muy seguro de ello.

Repítela en voz alta las veces que hagan falta, compártela con tus amigos y familiares para ver si te identifican con ella. En caso de no ser exactamente lo que buscas, no dudes en hacer los ajustes que sean necesarios hasta que te sientas 100% identificada con ella.

4. Elabora tus herramientas de búsqueda en base a tu propuesta

Depende de cada perfil profesional tendrás que considerar unas herramientas de empleo u otras. Del mismo modo, es igual de importante seleccionar las herramientas que reforzarán tu propuesta de valor y no olvidarte de añadirlas al CV. Una identidad visual definida, una tipografía, un tono, un blog o página web donde puedas expresar de forma extensa dicha propuesta.

Recuerda que plasmar tu marca personal en las herramientas es un plus que sin duda hará que te diferencies del resto. Por ejemplo, si nuestro perfil profesional es diseñador de moda, y nuestra propuesta de valor y marca personal se basa en la “naturalidad”, tiene sentido que a la hora de hacer nuestro CV nos decantemos por un diseño sencillo, no muy recargado y con unos colores claros o pálidos. La tipografía podría ser fina y no recargada, con espacio entre letras y sin serifas. Que todo sea lo más “natural posible”. Además, siempre puedes añadir toques como un icono de una aguja con hilo o una simulación de costura alrededor de una esquina.

Todos estos detalles estarán plasmando tu marca personal de forma fácil y a simple vista. No obstante, la propuesta deberá de quedar plasmada por escrito para que no quepa duda de lo que deseas transmitir.

5. Elige la plataforma y difunde tu mensaje

Finalmente, debes de elegir los medios por los que vas a darte a conocer y difundir tu propuesta.

Aunque las plataformas de empleo serán tus principales aliadas, como el perfil de LinkedIn, Infojobs u otras, debes de tener otros medios por los que difundir abiertamente tu mensaje.

Para ello, tienes que tener en cuenta dónde está tu público, las empresas que quieren que te escuche y empezar a difundir tu propuesta.

Conclusión

Como acabamos de ver, definir los puntos que van a diferenciarte como profesional será clave para ampliar tus posibilidades. Elige los atributos en los que se basará tu propuesta, elabora un discurso coherente y difúndelo sin miedo.

Es importante que desde el momento que empieza tu búsqueda de empleo la transmitas con fuerza y determinación.

Recuerda que ser tú mismo es el primer paso para conseguir el éxito.  🚀

Foto Nerea Rodriguez 2 Cómo reflejar nuestra marca personal en el proceso de búsqueda de empleo [2021]

Sobre el autor

Nerea Rodríguez, titulada en Marketing e Investigación de Mercados + Publicidad y RRPP por la Universidad de Cádiz. Especializada en potenciar las herramientas de búsquedas de empleo con marca propia desde 2019 (Leemon Red) y liderando un proyecto grupal dirigido exclusivamente a orientar a la comunidad joven en el ámbito laboral: Compass Orienta. Actualmente, trabaja en una compañía de finanzas como SEO Manager.

Entusiasta y resolutiva. Siempre en continuo aprendizaje y con el punto de mira puesto en las oportunidades. Amante del café sin azúcar, la psicología positiva y el marketing.